Ahora ya puedes hacer las mejores croquetas sin grumos en la bechamel.

El truco de una buena bechamel está por un lado en las medidas, pero hay una parte en el proceso de su elaboración especialmente importante y que debes conocer.

¿Cómo evitar los grumos en la bechamel?

Cuando ya tienes elaborada la roux y tienes la leche caliente, el truco infalible para que no salgan grumos, es apartar del fuego la leche y la roux, y mezclar fuera del fuego, pero ojo la leche ha de estar bien caliente.

Añadir la leche de tres veces si estas usando medidas es la mejor manera y si no estas usando medidas, lo ideal es ir añadiendo la leche muy caliente y poco a poco, hasta alcanzar un punto por debajo del resultado deseado.

Recuerda que una vez tengas la mezcla homogénea y sin grumos, debes devolverla al fuego para continuar trabajando un poco más y ajustar sabores.