Esta rica tapa es ideal para un pequeño almuerzo de mañana o de tarde. La carne magra del cerdo es muy saludable por su alto contenido en proteínas y muy bajo de grasas. El magro de cerdo, es por tanto un gran aliado para cualquier merienda cuando queremos además cuidarnos.

La manera habitual de comer el magro es en trozos grandes y gruesos, pero en esta receta lo cortamos fino, para tratar de conseguir una presentación muy parecida a la del beicon.

Panecillos de Magro de cerdo

Ingredientes para nuestra tapa de panecillos de magro de cerdo:

Elaboramos nuestros panecillos de Magro de cerdo:

  1. Preparamos el Magro: Tenemos que tratar de conseguir tiras ni muy gruesas ni muy finas. La idea es adquirir el trozo de magro sin filetear y hacerlo nosotros en casa. Corta filetes irregulares tipo como los de un kebap.
  2. Pon en una sartén a fuego fuerte un poco de aceite y sal gorda.
  3. Cocina los filetes bastante e intenta que adquiera un poco de color tostado. Tenemos que tratar de conseguir un aspecto parecido al del beicon. ¡Cuidado no los quemes!
  4. Corta una cebolla en juliana y pasa por la sartén a fuego fuerte rápidamente. No se trata de cocinarla sino de quitar un poco la fuerza de la cebolla.
  5. Prepara nuestra ¡salsa mojo!. En un mortero pon 2 dientes de ajo, machácalos bien, añade aceite de oliva y mezcla bien con el ajo. Cuando lo tengas, añade vinagre de módena a conciencia. Esta salsa no es homogénea, no te compliques mezclando.
  6. Corta los pepinillos en rodajas.
  7. Abre el pan y tuéstalo por los lados de dentro.

Ahora vamos a montar nuestros panecillos de Magro de Cerdo:

  1. Coloca la cebolla
  2. El magro bién tostado
  3. El pepinillo
  4. Pon nuestra ¡Salsa mojo!. Recuerda mover bien con una cuchara antes echarla y no te pases con la cantidad, ¡Es una salsa fuerte!