Aprovecha las propiedades del ajo en la cocina

El ajo es sin duda el rey de toda ceremonia de cocina y es por ello que debemos aprovechar las propiedades del ajo en nuestra alimentación. Resulta extraño encontrarnos una receta en la que no haya al menos un diente de ajo entre los ingredientes. En la gastronomía Española el uso del ajo es muy común. Pero…

 

 

 

¿Sabemos aprovechar las propiedades del ajo?

La gran mayoría de las veces no prestamos atención a la manera en la que cocinamos. No conocemos las propiedades de los ingredientes y los sometemos a temperaturas y procesos que pueden alterar sus propiedades. El ajo es uno de estos alimentos que presenta este tipo de circunstancia. Tal vez no te hayas parado a pensar en esto, por eso te explicamos la manera correcta en la que debes cocinar para asegurarte de aprovechar todas las propiedades del ajo.

Antes de nada, ¿Qué es el ajo?

El ajo es un alimento de origen vegetal utilizado en cocina como condimento para dar sabor y fuerza a diferentes elaboraciones. Este condimento tiene un origen muy antiguo. Su cultivo se origina en la época de los romanos. En torno al siglo III antes de cristo. Su nombre cíentífico es “Allium sativum”. En esta época el ajo se cultivaba por sus propiedades antisépticas y energéticas. Los guerreros romanos comían unos dientes de ajo antes de ir a cualquier batalla o entrenamiento. Hoy en día se sabe que los romanos no iban mal encaminados con todo esto. Se ha comprobado que el ajo posee mas de 1500 componentes activos. Este pequeño y fuerte condimento es por tanto una bomba de propiedades curativas naturales.

Las propiedades del ajo como antibiótico natural

Una de las propiedades mas características del ajo es su propiedad antibiótica. En este caso, para aprovechar esta propiedad se recomienda ingerir el ajo en crudo. Esto es algo muy atrevido y no solo por el valor de comerlo directamente, sino por el molesto aliento que este ocasiona. Una de las mejores maneras para comer ajo crudo es el típico “pan tumaca” (Pan tostado, ajo, tomate y aceite).

Disminuir el riesgo de cancer con las propiedades del ajo.

De la propiedad antibacteriana derivan propiedades que ayudan a la prevención del cancer. El ajo ayuda a renovar el ADN, provoca la muerte celular, evita la aparición de sustancias causantes del cancer como son determinadas bacterias, microorganismos y virus. Puedes encontrar otros beneficios y propiedades del Ajo aquí. Click aquí

¿Cómo aprovechar al máximo las propiedades del ajo?

La mejor manera de cocinar el ajo para que este no pierda sus propiedades, consiste en machacarlo previamente con un mortero y dejarlo reposar por unos 10 minutos como minímo y no más de 20 minutos. Una vez hemos realizado este proceso lo ideal es cocinarlo con un poco de aceite a fuego lento antes de cualquier elaboración.

Aprovecha las propiedades del ajo para dar fuerza a tus recetas

Cuando elaboras una receta buscas que los sabores sean fuertes y concentrados. Extraer el jugo a tus mezclas y cocinados para que el resultado sea explosivo de sabor a parte de bonito en el plato. El ajo al igual que la sal, el limón o el azucar, es un excelente potenciador del sabor. Una elaboración con ajo va a intensificar el sabor del resto de tus alimentos durante la cocción. Por este motivo, ahora que conoces las propiedades del ajo y sus beneficios, además sabes como cocinarlo para extraer el máximo beneficio.