No hay nada como ir a un bar gallego y comerte una buena tapa de mejillones al vapor

Este delicioso manjar gallego es además de sano por su alto contenido en vitaminas B, C y ácidos grasos omega 3 y 6, es el rey en gran cantidad de bares del norte de España. Puedes encontrar esta tapa de mejillones al vapor  elaborada de diferentes maneras, pero sin lugar a duda, cuando tratamos con un producto de excelente calidad, no precisamos mas que un poco de cocción y litso.

Cuando hay calidad, no necesitas salsas.

Su precio en los bares puede ser muy variado. En Galicia puedes encontrar una tapa por 1 € y de excelente calidad, en otros lugares como Madrid, desde 1,5€ a 5€.

Ingredientes para elaborar unos buenos mejillones al vapor:

ELABORACIÓN:

Lo primero que debemos hacer, será preparar el agua. A pesar de que precisamos poca cantidad de agua, este paso va a ser clave para un resultado excepcional. Lo ideal para cocinar nuestros mejillones seria utilizar su propia agua de mar, ya que de este modo conseguiremos el punto de sal perfecto. Puesto que posiblemente no disponemos de esa posibilidad, nuestra solución es bien sencilla.

Vamos a simular un agua marina, para ellos vamos a mezclar 35 gr de sal en un litro de agua. Como la cantidad que precisamos es muy poca, bastará con esa medida para los 2 kg. Ahora es muy importante limpiar los mejillones. Como podrás observar, muchos de ellos tienen una especie de pelos que pueden salir del del interior y que resulta muy desagradable. Más desagradable resulta cuando ya están cocinados.

Por este motivo debes retirarlos con ayuda de un cuchillo haciendo fuerza hacia fuera. Del mismo modo retira todo lo que puedas y que este adherido a la concha. Una vez tenemos estos pasos previos realizados, nos hacemos con una cazuela grande con una tapadera que evite que salga la menor cantidad de vapor una vez se inicie la cocción. Depositamos entonces en la cazuela 2 cm de nuestra agua con sal en la cazuela.

La cantidad es muy poca, esto es, porque nosotros necesitamos del vapor de ese agua para cocinar los mejillonesl, nada más. A continuación añadimos los mejillones, sin sal, ya que nuestra agua de mar, aportará la sal que necesitamos.

Un chorrito de vino blanco, y al fuego. El tiempo de cocción será de 11 minutos desde que empiece a hervir para unos mejillones de tamaño medio grande. Una vez pasado ese tiempo, puedes abrir la tapadera, y dejar reposar en esa misma cazuela. No es preciso que retires el agua, puedes ir retirando los mejillones directamente de la cazuela. y ahora…

¡A tapear!