Te presentamos nuestra tapa de solomillo de cerdo. El punto fuerte de nuestra tapa se encuentra en el adobo. La forma de adobar el solomillo que te presentamos es ideal para barbacoa y para plancha.

Un adobo fuera de serie

El solomillo de cerdo es una de las piezas más nobles del cerdo. Es carne blanca y por tanto es muy saludable. A pesar de contener algo más de grasa que otras piezas como el lomo, el solomillo está permitido en cualquier dieta de control de calorías. A pesar de los malos comentarios acerca del cerdo, esta carne blanca posee muchos beneficios para la salud aportándonos vitaminas, minerales y nutrientes de un alto valor biológico.

 

¿Solomillo de cerdo de cebo o solomillo de cerdo ibérico?

Depende de los gustos. El solomillo de cerdo ibérico es un poco más graso debido a la alimentación del animal. En este caso al tratarse de un adobo te recomendamos que uses solomillo de cerdo de cebo. Vamos a aromatizar y a dar sabor a la carne, por lo que no es importante en esta receta. No vamos apreciar el sabor característico del ibérico, por lo que no necesitas invertir mucho dinero en un solomillo de cerdo ibérico.

Ingredientes para elaborar nuestro solomillo adobado con vino blano

  • 2 Solomillos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vino Blanco D.O. Rueda
  • Vinagre de jerez
  • Pimentón dulce
  • Eneldo
  • Tomillo en rama
  • Pimienta blanca molida
  • Pimienta negra en grano
  • Salsa perrins
  • Acetie de girasol
  • Sal
  • Azucar
  • Cebolla
  • Ajo

Manos a la obra con nuestro solomillo adobado

Antes de nada necesitamos lo siguiente:

  • Un mortero.
  • Un bol de cristal hondo y grande. Lo utilizaremos para dejar el solomillo en adobo.

Para preparar el adobo:

  1. Machaca los ajos en el mortero. Cuando los tengas bien machacados añade aceite de girasol y trabaja.
  2. Añade en el mismo mortero pimentón dulce y mezcla bien. Las proporciones son una cucharada sopera de pimentón para un vaso grande de aceite de girasol y 3 dientes de ajo.
  3. Ahora vamos al bol y añadimos 4 vasos grandes de aceite de girasol, 3 vasos grandes de vino blanco, medio vaso grande de vinagre, 2 cucharadas de azucar y 2 de sal. ¡Mezclamos!
  4. Añade la mezcla del mortero y vuelve a mezclar.
  5. Añade salsa perrins y las especias. (El tomillo en rama, pimienta blanca en polvo, pimienta negra en grano)
  6. Mezcla todo bien.

Ahora pon el solomillo en la mezcla, mueve bien en la mezcla y pon en el frigorífico por al menos 12 horas.

Ahora que tengo el solomillo adobado, ¿Cómo lo cocino?

Una vez que tengas el solomillo marinado puedes cocinarlo de diferentes formas. Una forma es poner en la plancha dos o tres taquitos de solomillo, freír unas patatas chips y hacerte con una buena salsa de piña que te decimos como hacerla.

Ver receta de salsa de piña

Otra opción es montar unas brochetas como las de la foto. Para ello corta una cebolla en trozos grandes y en un pincho de metal. Pon cebolla y solomillo de manera intercalada. Esta forma es muy buena para cocinar tu solomillo a la parrilla. El resultado es increíblemente sabroso.

Si te ha gustado esta receta, echa un vistazo a otras recetas de tapas que te mostramos. Comparte con tus amigos en las redes sociales para que también puedan beneficiarse. Cada vez somo más y eso nos encanta. 

¡Tapas y Tapas!