Esta tapa es difícil de elaborar puesto que es un producto que su cocción requiere especial cuidado por su alto contenido en agua. Todos los productos del mar requieren la cantidad justa de calor, sin pasarse, para encontrar el punto optimo en el que se nos derretirá la boca e incluso se nos escapa alguna lágrima.

El tronco de la viera, es la parte musculosa de la vieira, que le sirve al animal para cerrarse con fuerza. Tiene un alto contenido en proteínas y es especialmente sano y saludable.

Un manjar sin lugar a dudas

Su precio en los bares es elevado y puede llegar a costar 8€ si su elaboración es costosa y muy preparada.

Puedes probar este manjar en el Bar/Restaurante La cocina de toño, pero si por alguna razón prefieres elaborarla tu mismo, aquí tienes la receta:

INGREDIENTES:

  • Troncos de vieira
  • Cebolla
  • Tomate
  • Ajo
  • Limón
  • Vino Blanco
  • Pimienta blanca
  • Sal y azucar
  • Aceite de oliva
  • Pimentón de la vera

ELABORACIÓN:

Lo primero que tienes que hacer es adquirir la carne de la vieira. Es un producto que se suele vender congelado pero no por ello es de peor calidad, no obstante te recomendamos que te dirijas hasta una tienda El corte inglés, en su sección de alimentación podrán ayudarte a encontrarla.

Primero vamos a elaborar las guarniciones. Tienes que pelar dos cebollas, cortarlas en brunoise muy fina. Coge una sartén, pon aceite de oliva virgen extra y añade la cebolla bien picada, un poco de sal, una pizca de pimienta blanca y a cocinar hasta que la cebolla quede bien bien caída, para eso debes usar primero fuego fuerte y después fuego lento hasta que la cebolla empiece a caramelizar por si sola. Recuerda que la cebolla no precisa de azucar añadido para que caramelice, resultará caramelizada por si sola con paciencia.

Una vez tengamos nuestra cebolla bien caída y de un color marrón muy muy oscuro, añadiremos un poco de vino blanco y dejaremos reducir el alcohol.

Coge ahora la cebolla cocinada, tritúralo todo bien y pasa por un colador fino. Ayúdate de una cuchara si ves que te resulta dificil. Ahora divide en dos partes, ya que una parte es nuestra salsa de cebolla base donde ira encima la vieira, y otra parte vamos a terminar de elaborarla a continuación.

Con la segunda parte de la salsa de cebolla, añade pimentón y una cucharada pequeña de tomate frito. Mezcla todo muy bién y y ya tienes tu segunda salsa.

Una vez tengas hasta aquí elaborado, nos pondremos manos a la obra con los troncos de vieira. Hazte con una buena sartén antiadherente y pon un poco de aceite de oliva virgen, un poco de ajo muy picado y un poco de cebolla tambien muy picada. Debes cocinar a un fuego relativamente alto y de una manera rápida, cuando tengas un color marroncillo en los ajos apresúrate a poner los troncos de vieria primero por un lado y tras 5 segundos dales la vuelta. No te importe que te parecca que no esta bien cocinada, el calor residual que queda en la carne de la viera hará que se siga cocinando hasta el emplatado.

A la hora de emplatar deja correr tu imaginación distribuyendo las dos salsas a tu gusto y la carne de la vieira encima. Puedes guiarte de nuestra fotografía que merece honor a un crack de la cocina Martín Berasategui. Pero eso sí no olvides de poner unas pocas de escamas de sal maldon encima de la carne de la vieira y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

¡Delicioso!